Bloquean fondos de Google en Brasil por negarse a revelar datos de usuarios

Photobucket

El alcalde del pueblo Várzea Alegre en Brasil, José Helder Máximo de Carvalho, demandó a principios de este año a Google para que retirará de su plataforma 3 blogs que le resultaban incómodos y revelará los datos de los usuarios que gestionan dichos blogs de crítica, en donde al parecer se acusa al alcalde de enriquecimiento ilícito y corrupción.

A pesar de una órden judicial, Google (atinadamente) se negó a bloquear los blogs y entregar la información, por lo cual fueron multados con $3,100 dólares diarios desde Mayo. Al parecer Google no pagó y mucho menos cumplió con la orden.

Ante la negativa de Google — quienes alegan con toda razón que no son policías y menos responsables del contenido en sus servidores, sino simplemente proveedores de servicios — la justicia brasileña decidió bloquear 140 mil doláres de las cuentas de Google en ese país.

Google no ejerce control previo sobre los contenidos creados por los usuarios, no asumirá el papel de policía o de juez en relación a los contenidos creados por los internautas.

La verdad es que esta multa es como quitarle un pelo a un gato, el asunto aquí es el precedente legal y el hecho de que se abuse la ley para censurar. Sí los blogs en cuestión en realidad difaman, habría que comprobarse por medio de un juicio, no simplemente utilizar la ley para censurar.

Es alarmante el descaro de los gobernantes, quienes simplemente ya no se controlan si de censura se trata.

Llama la atención que de acuerdo al Reporte de Transparencia de Google, Brasil realizó 263 peticiones para retirar contenido y 1804 peticiones de datos de usuarios, tan solo de junio a diciembre del 2010; lo cual lo convierte en el país sudamericano que más peticiones ha hecho. De estas peticiones, 10 han sido por supuesta difamación en blogs de la plataforma Blogger.

La grave situación de censura en Brasil esta bien documentada: Deutsche Welle ya ha señalado en un reportaje, la forma en la cual se abusan los procesos judiciales en Brasil para censurar. El caso de Folha de Sao Paulo tampoco se olvida. Mucho menos el asesinato del blogger político Edinaldo Figueira/.

Ojalá Google siga del lado correcto en esta ocasión y se mantenga firme, los ISPSs y las plataformas de servicio deben de apoyar a sus usuarios y a la sociedad, no a quienes los atacan.

Leave a Reply

*