Ex ingeniero de la NASA propone construir un parque subterraneo en Kickstarter

Los parques son importantes y necesarios para la vida en cualquier ciudad, pero en espacios tan apretados como los que existen ahora, a veces es difícil encontrar espacios para ellos. Un ex ingeniero de la NASA se inspiró en el New York High Line Park – un parque que va por sobre varios edificios – para proponer un parque subterráneo.

Posteó su idea en Kickstarter, donde James Ramsey y su socio Dan Barasch esperan reunir USD$100.000 para crear los prototipos de la tecnología que permitiría llevar luz natural a un jardín subterráneo usando fibra óptica. Si funciona sería uno de las mayores intervenciones en el espacio físico que comienza en Kickstarter.

El sistema propuesto funciona con una serie de “antenas” que capturan la luz del sol en la superficie, y la transportan al espacio subterráneo. Ramsey, ex ingeniero de satélites, desarrolló una serie de tubos de fibra óptica especiales para este proyecto y esperan armar con el dinero un modelo funcional para probar que es posible crear el parque subterráneo con luz del sol, para que puedan crecer plantas.

Se propuso una estación abandonada de trolley de Nueva York que fue construida en 1903 como el lugar donde instalar este parque, pero la idea podría aplicarse en cualquier ciudad donde falte el espacio para las áreas verdes.

Ambos creadores del proyecto esperan que la comunidad participe en la creación del espacio desde el principio, dando a conocer el proyecto a los vecinos, escuelas y lugares en los alrededores, y esperan construirlo con ayuda de estudiantes de arquitectura. La campaña en Kickstarter es sólo el principio, y Ramsey y Barasch parecen determinados a llevar a cabo su plan.

Visto en: LowLine: An underground park in NYC’s lower east side (Kickstarter vía FastCo)